¿QUE ROPA NOS GUSTA VER, Y CUÁL NOS CONVENCE PARA VESTIRNOS?

En tallas grandes nos cansamos de decir que queremos ropa igual a la de las tallas standard. Ese es nuestro ideal, que después nunca encontramos fabricado en nuestra talla. 

¿Pero, es realmente lo que queremos? Pocas veces se da el caso de poder experimentarlo, y cuando llega el momento y los hados se conjuran para que encontramos esa prenda en la que cabemos y es hermana a la de la talla  38… ¡Zas! El chasco de nuestra vida! Pasamos de la emoción enorme de conseguir vestirnos la prenda, a la decepción tremenda al mirarnos con ella en el espejo. Y es que el espejo de la madrastra de Blancanieves solo lo tiene ella, y el de la tienda nos devuelve de un golpeteado a la realidad. ¡NO NOS GUSTA COMO NOS QUEDA!

Y es que hay cuerpos diferentes y ropas diferentes. Así a una demasiado “flaquita” no le suelen quedar bien los escotazos, porque se le vislumbran las costillas y el esternón, donde iría el canalillo hay un abismo, y las clavículas forman pozas en sus hombros. ¿Mejor menos escote y quizá más minifalda?

Pues así nos ocurre con ese vestido de temporada ajustado que tanto nos gusta, y que cuando nos lo vestimos… ¡Socorro! ¿Mira que barriga me hace? ¡Si me saca lorzas por todos lados! 

Vestido para invitada de tallas grandesVestido fiesta tallas grandes
Ese es el momento de pensar en el escote tan estupendo que tenemos, y que con un vestidito en evasé y con un buen escotazo, estaremos divinas de la muerte. 

Y seremos conscientes de que a cada una lo suyo. Nos imaginaremos a la “flaquita” con el vestidito en evasé, que parecerá colgado en la percha, y con el escotazo que darán ganas de darle pan, y volveremos a la realidad. No podemos vestirnos todas con lo mismo, independientemente de la talla. La minifalda no se hizo para todas, si tienes las piernas torcidas, mejor no te la pongas, por muy de moda que esté. Sin embargo algunas chicas de talla grande tienen unas piernas torneadas y que merecen ser lucidas. 

En conclusión, cada una sabemos nuestros puntos fuertes y los menos fuertes. Pues exhibamos los primeros, y dejemos en un discreto segundo plano a los puntos débiles. 

Por suerte hoy en día hay tanta variedad de diseños en el mercado, como diversidad de cuerpos. Siempre encontraremos un modelo para cada cuerpo, y un cuerpo para cada modelo. 

conjunto Tallas grandesTallas grandes

Y sobre todo debemos tener muy, pero que muy claro, que hay que hacer ropa a la medida de los diferentes cuerpos, y NUNCA hacer cuerpos para las medidas de la ropa. 

Pero esa fase ya la tenemos superada. ¿No? Al menos nosotras, que ya tenemos modelos hasta la talla 72, y que intentan aprovechar el potencial de la figura Curvy que los vaya a lucir. En nuestro caso son prendas para las características de algunos de esos cuerpos Curvy. En nuestro Paraíso Curvy ntentamos seguir ampliando el espectro y cubrir más necesidades y gustos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies